none

OZEANIC EN LA PRENSA

“Primera botella potabilizadora con ozono «made in Spain»”

POR CHARO BARROSO. 24 de noviembre de 2023.

Cuidar la salud, eliminando virus, bacterias y el cloro del agua a la par que se cuida del planeta eliminado plásticos es posible gracias a OZEANIC, la primera botella potabilizadora de agua con ozono. Supone esto un notable avance, ya que en los los últimos cincuenta años no han habido innovaciones significativas en la tecnología de potabilización portátil de agua. En la década de 1960 surgieron las pastillas potabilizadoras  (que usan métodos químicos) y las botellas con filtros (que usan métodos mecánicos).

No fue hasta 2020 cuando se introdujo una botella electrónica que utiliza rayos UV para purificar el agua. Y en 2021, la startup alicantina OZEANIC irrumpió con la idea de una innovación única basada en tecnología electrónica que funciona con ozono.

Un proyecto que nació de una experiencia personal cuando el hijo de su CEO y fundador, José Ramón Campos, enfermó de gastroenteritis y el médico le recomendó instalar un aparato de potabilización de agua en casa. Cayeron en la cuenta de que en el mercado no existían soluciones portátiles; así, que la crearon.

Reducción de plástico 

«Las botellas reutilizables se contaminan con los microbios presentes en nuestra saliva cada vez que bebemos agua de ellas. OZEANIC, gracias a su sistema de ozono, garantiza la eliminación de estas bacterias y mantiene la botella libre de contaminantes y ausente de mal olor. Es decir, la botella es autolimpiante», señala Campos. Una solución portátil que permite de manera segura y sencilla purificar el agua en cualquier lugar del mundo y con la que además se contribuye «a reducir la contaminación por plásticos al disminuir la necesidad de utilizar botellas de agua desechables.

Cada usuario que la use en su día día logrará reducir aproximadamente 5,6 kilos de plástico contaminante al año, además de ahorrar más de 200 euros anuales en la compra de botellas desechables », explica Campos.

Muy agradecido con Charo Barroso por este artículo, que no solamente ayuda a que nuestro emprendimiento sea conocido en España, sino que contribuye a que muchas más personas aprovechen las ventajas de esta nueva tecnología.

Artículo original  AQUI

Por: Beatriz Aznar. El ESPAÑOL 15 de Septiembre 2023.

La tecnología de Ozeanic logra cinco patentes, está en trámites de obtener otra más para entrar en el mercado de EEUU, y supone un avance notable en la potabilización de agua portátil del último medio siglo.

Un usuario de las botellas de Ozeanic lleva agua en una fuente pública.

El ecosistema emprendedor español está nutrido de pequeñas empresas donde existe un gran talento. Sin embargo, a la hora de llegar al mercado y al cliente final el tamaño importa.

Si emprender es una aventura con altibajos notables y constantes, la escasez de recursos de muchas startups y la toma de decisiones no siempre acertadas hace que productos e ideas revolucionarias no siempre tengan la repercusión que merecen, e incluso que en ocasiones acaben malogrados antes de dar el esperado salto al mercado.

¿Quién no ha dudado alguna vez si beber agua de una fuente pública por temor a virus y bacterias? Ni qué decir tiene cada vez que se realiza deporte en la montaña o fuera de nuestro país, ¿quién no ha evitado consumir agua en sus viajes a países exóticos por miedo a sufrir gastroenteritis o infecciones aún más graves?

Imaginen disponer de una botella, que cabe en cualquier bolso o mochila, con la que llenar agua en cualquier lugar sin miedo a esos patógenos: en una fuente pública, en el depósito del agua de la oficina, el grifo de la cocina o una fuente natural en la montaña… No hace falta que hagan elucubraciones, porque todo ello ya es posible sin poner en riesgo nuestra salud.

De izquierda a derecha: Ricardo Palau, Iván Sánchez y José Ramón Campos; miembros del equipo de Ozeanic.

De izquierda a derecha: Ricardo Palau, Iván Sánchez y José Ramón Campos; miembros del equipo de Ozeanic.

No se trata de magia ni ciencia ficción. Tan sólo hay detrás una brillante idea y altas dosis de ciencia y tecnología desarrolladas por esta startup española que, como en tantos y tantos proyectos emprendedores, tiene una historia personal tras de sí como detonante de todo el proceso creativo.

“El comienzo fue, en cierto modo, anecdótico. La idea del producto surgió cuando mi hijo se enfermó del estómago y el médico nos dijo que el problema venía del agua y nos recomendó poner un aparato de ozono en casa”, explica a D+I José Ramón Campos, impulsor de Ozeanic.

“Busqué una solución y encontramos un aparato para la casa, pero era muy caro para ponerlo en el apartamento alquilado, por ello investigué cómo funcionaba y yo mismo fabriqué uno artesanal que se conectaba a la corriente de la cocina”, añade.

“Sin embargo, a los pocos días, me di cuenta de que el agua que mi hijo llevaba a clases se acababa antes de terminar el día y, buscando por internet, descubrí que en ese momento no había una solución portátil disponible en el mercado que solucionara esta necesidad”.

“La idea fue anecdótica; mi hijo enfermó del estómago y el médico nos dijo que el problema venía del agua. Nos recomendó un aparato de ozono en casa”

José Ramón Campos, CEO y fundador de Ozeanic

Como ingeniero de sistemas y con conocimientos básicos de electrónica, José Ramón Campos consiguió una solución rudimentaria, pero que funcionaba. Fue el germen de lo que llegaría a ser a partir de 2019 Ozeanic.

El experto destaca que en los últimos cincuenta años “no ha habido innovaciones significativas en la tecnología de potabilización de agua portátil”. “En la década de 1960 surgieron las pastillas potabilizadoras y las botellas con filtros físicos. En 2020 se introdujo una botella que utiliza rayos UV para purificar el agua y en 2021 lanzamos al mercado nuestra tecnología única basada en ozono”, relata Campos a D+I.

El dispositivo de ozono se ubica en la tapa de la botella y está desarrollado para estar operativo y no perder efectividad durante dos años.

El dispositivo de ozono se ubica en la tapa de la botella y está desarrollado para estar operativo y no perder efectividad durante dos años.

Pero ¿en qué se basa su tecnología? La clave está en el ozono y en cómo la startup ha sido capaz de llevar su poder desinfectante a un dispositivo móvil. Si bien las pastillas potabilizadoras funcionan bien en situaciones de emergencia, no son adecuadas para un uso diario debido a sus efectos secundarios y a los posibles efectos negativos a largo plazo.

Los filtros -otra de las soluciones existentes enel mercado- actúan como un ‘colador’ y solo evitan el paso de partículas grandes, de forma que los virus son capaces de atravesarlos sin problemas debido a su tamaño reducido, según explican desde Ozeanic.

En cambio, el sistema la startup española actúa a nivel de la membrana que recubre a los virus y bacterias, oxidándola y eliminando estos patógenos. Se trata de un enfoque biológico que resulta eficaz contra los patógenos.

La tecnología basada en ozono se ubica en la tapa de la botella y está desarrollada para tener una efectividad de unos dos años. Tan sólo hay que poner a cargar la batería del dispositivo integrado en la tapa como si de un móvil se tratara.

Una propuesta ecosostenible

La propuesta de la compañía contribuye, además, a reducir la contaminación por plásticos al disminuir la necesidad de utilizar botellas de agua desechables. “Cada usuario reduce aproximadamente 5,6 kilos de plástico contaminante al año, además de ahorrar más de 200 euros anuales en la compra de este tipo de botellas. Ozeanic es una solución ecosostenible española escalable a nivel global”.

También mejora la seguridad frente a las botellas reutilizables tradicionales que se usan en oficinas y colegios. “Es poco conocido que las botellas reutilizables se contaminan con los microbios presentes en nuestra saliva cada vez que bebemos agua de ellas. Nuestra botella, gracias a su sistema de ozono, garantiza la eliminación de estas bacterias y mantiene la botella libre de contaminantes y libre de mal olor.

Botellas potabilizadoras de agua de Ozeanic.

Botellas potabilizadoras de agua de Ozeanic.

Su eficacia ha sido probada en diversas partes del mundo, incluyendo países exóticos como India, Cuba, Marruecos, Egipto, México o Sri Lanka donde el riesgo de contaminación por agua es mayor.

“Una clienta nos escribió para contarnos que se había ido de viaje a Cuba con un grupo de unas veinte personas y que la única que no tuvo problemas por el consumo de agua fue ella. Se llevó nuestra botella potabilizadora en la maleta”, reconoce con orgullo en impulsor del dispositivo.

La botella mejora también la calidad del agua del grifo en casa, ya que neutraliza el cloro

Sin embargo, esta botella también resulta efectiva para mejorar la calidad del agua del grifo, ya que neutraliza el cloro, una acción que realizan millones de familias en nuestro país con diferentes dispositivos.

“Al beber agua del grifo, que suele contener cloro, el sistema Ozeanic elimina este componente y mejora la calidad del agua. No era un objetivo perseguido inicialmente, pero nuestros análisis e investigaciones descubrieron que nuestra tecnología no sólo era eficaz con los patógenos sino que también acababa con el cloro”, indica.

Su producto se dirige especialmente a dos tipos de clientes. Por una parte, aquellos amantes de la montaña que realizan ejercicio al aire libre y, por otro, los usuarios concienciados por el medio ambiente y la necesidad de reducir los residuos de plástico.

“También estamos pensando en los más pequeños, en poder desarrollar una botella más pequeña para que la lleven al colegio, pero eso será un poquito más adelante”. La botella está fabricada con tritán, un material con una elevadísima resistencia que evita su rotura y constituye un sustitutivo sostenible al plástico.

Cinco patentes y EEUU en el punto de mira

La botella Ecobottle es su producto punta de lanza para darse a conocer en el mercado, pero también dispone de otros dos productos desarrollados y cinco patentes concedidas, que irán desarrollando progresivamente.

“Nuestros planes a futuro son, primero dar a conocer los productos en España y que se conviertan en productos reconocidos por su efectividad y calidad. Después, queremos dar el paso a Europa“, asevera el CEO.

La startup desarrollará más adelante una botella potabilizadora más pequeña para que los niños puedan llevarlas a la escuela

Estados Unidos también está en el punto de mira de Ozeanic, donde ya han solicitado la patente que confían les sea aprobada a finales de este año. “Esto nos abriría la puerta para entrar en el mercado más grande del mundo“.

En su corta trayectoria, Ozeanic ya ha cosechado reconocimientos de primer nivel. En 2019 ganó la medalla de oro en la Taiwan Innotech Expo, cuando apenas teníamos un prototipo. Después vendrían varios premios de medios de comunicación y el año pasado fue seleccionada para participar en el programa de aceleración Cajamar Innova del Banco Cajamar.

Próxima ronda de financiación

Este año, Ozeanic ha sido seleccionada entre las mejores startups de España para participar en el Programa Órbita, programa de aceleración organizado por el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Castellón.

El futuro de la startup es ambicioso, pero necesita crecer. De ahí que su equipo, conformado por cinco personas, ya haya decidido abrir una ronda de financiación que le ayude a expandir su revolucionaria idea por Europa y EEUU.

Talento y recursos son imprescindibles para sobrevivir en el ecosistema startup. De lo primero, Ozeanic ya ha dado sobradas muestras. Tan sólo falta que ahora logre el mismo atino para atraer al capital. Argumentos no le faltan.

Leer artículo original AQUI

Beber a salvo de virus

Ozeanic fabrica una botella que limpia el agua con ozono y elimina casi todas las bacterias del recipiente

José Ramón Campos cofundador Ozeanic

 

José Ramón Campos, cofundador de Ozeanic.
 
Esta es la historia de cómo de una mala experiencia nació una buena idea. El hijo de José Ramón Campos, uno de los fundadores de la empresa, se puso enfermo tras beber agua en mal estado en el colegio. Eso derivó en la fabricación de una botella que pudiera potabilizarla y evitara situaciones como esta. “Al principio, llevaba una con agua filtrada de casa, pero se le acababa a mitad del día. Entonces, ideé un pequeño filtro rudimentario que pudiera transportar, y funcionó”, explica Campos. Un experimento que puso la primera piedra de Ozeanic, una botella que potabiliza el agua con ozono y elimina el 99,9% de virus y bacterias.
 

Campos se asoció con Iván Sánchez, Ricardo Palau, José Antonio Álvarez y Miguel Orense, ingenieros industriales y electrónicos, que forman la actual plantilla de Ozeanic, para poner en marcha este proyecto, que vio la luz a finales de 2021, tras una inversión inicial de 35.000 euros de fondos propios y para el que ya han desembolsado 145.000. La botella, realizada con materiales reciclables, autolimpiable y con una duración estimada de dos años, se fabrica en la ciudad alicantina de Ibi y utiliza el ozono para limpiar el agua de patógenos. Un elemento que se origina en una pequeña batería de litio instalada en el tapón y que se inyecta en el agua purificándola. Esta batería, que se recarga como la de un móvil, dura 10 días con un consumo de dos litros diarios. “Se puede rellenar con agua de cualquier origen: una fuente, un grifo… Tenemos experiencia de usuarios que se han ido a Marruecos, México, Perú, la India… y la han usado sin problema”, afirma Campos.

Botella Ozeanic.

 

Botella Ozeanic.
 

Sus consumidores, cuenta Campos, son viajeros y personas preocupadas por el medio ambiente, que con el uso de Ozeanic ahorran al año 5,69 kilos de plástico de un solo uso y reducen la huella de carbono. Unos consumidores que la adquieren en la web de la empresa, en la de Decathlon España y en la de varios marketplaces como el de Amazon, que les han invitado además a estar en los de otros países como Italia, Holanda, Francia e Alemania, que se suman a su aventura exterior tras desembarcar hace poco en Chile y Venezuela. Con un precio de entre 39 y 59 euros, han vendido más de 2.000 unidades, lo que durante el pasado año les reportó una facturación de casi 60.000 euros. Una cifra que quieren escalar, para lo cual están inmersos en una ronda de financiación de 480.000 euros.

Leer artículo original: AQUI

Una botella portable para purificar el agua con ozono

Una botella que hace las veces de una miniplanta para generar ozono y purificar el agua dejándola libre de gérmenes o cualquier otro agente contaminante. Esto es lo que han desarrollado y patentado en la startup alicantina Ozeanic, liderada por el ingeniero José Ramón Campos. En el proyecto figuran también como socios fundadores el diseñador industrial Ricardo Palau e Iván Sánchez.

El ingenio es de gran utilidad puesto que, más allá del uso de filtros o pastillas de ozono, permite desplazarse a cualquier país del mundo sin preocuparse de posibles problemas de salud por la calidad del agua. La botella de Ozeanic incluye en la parte del tapón un generador de ozono que se inyecta directamente en el agua dejándola purificada a los tres minutos. Para activar este mecanismo de desinfección basta con pulsar un botón. Se estima que la botella puede durar alrededor de dos años reduciendo así drásticamente el consumo de las botellas de plástico de un solo uso. 

La tecnología está ya patentada en España y en breve esperan recibir la patente para operar en Estados Unidos. Cuando esto suceda, Ozeanic, ahora en el programa de aceleración de Orbita, confía en convertir las más de 2.200 unidades vendidas hasta ahora, en muchas más. Y es precisamente para crecer y abordar la producción en masa para lo que ahora contemplan abrir una ronda de inversión.

 

Leer artículo original AQUI

En esta entrevista  de Xavi Martinez _Avui Sortim_ para Radio 4 y Radio Nacional de España LEER MAS .

La ONU pide “más apoyo que nunca” para los océanos en su día mundial, que se conmemora este jueves, con la contaminación -protagonizada sobre todo por los plásticos desechables- como una de las principales preocupaciones para su conservación y distintos proyectos para afrontarla.

Los océanos cubren más del 70 % del planeta, generan al menos el 50 % del oxígeno necesario para respirar, albergan “la mayor parte de la biodiversidad de la tierra” 

LEER MAS

La alternativa eco para dejar de comprar agua embotellada y ahorrar más de 200 euros

 
 

Cuando se trata de viajar o explorar la naturaleza, la garantía de disponer de agua potable es una preocupación constante. Es en este contexto que Ozeanic se destaca como una solución única, ya que su tecnología de potabilización con ozono elimina el cloro del agua del grifo y desinfecta y elimina el 99,99% de los microorganismos nocivos, virus y bacterias, como enterococcus, o pseudomonas, que pueden contener el agua, asegurando una hidratación segura y sin riesgos. Todo ello, en tan solo tres minutos y pulsando un botón que activa el proceso de potabilización.

Esta botella ecológica es especialmente valiosa en situaciones donde las fuentes de agua convencionales no son accesibles o no se pueden confiar plenamente. Ya sea en un país extranjero con un suministro de agua cuestionable o en una travesía por terrenos remotos, esta opción de Ozeanic, es el compañero esencial y la botella todoterreno para aquellos que valoran su bienestar y salud mientras disfrutan de sus aventuras y viajes.

La alternativa todoterreno más ecosostenible a las botellas de plástico

En la búsqueda de soluciones sostenibles y saludables para el consumo de agua durante los viajes, Ozeanic ofrece esta ecobottle siendo la alternativa más confiable al agua embotellada. Diseñada para el bienestar del viajero en mente, esta botella eco-sustentable no solo ofrece una hidratación segura y saludable, sino que también previene la temida ‘diarrea del viajero’ y la deshidratación.

“La diarrea del viajero es una enfermedad gastrointestinal común entre los turistas que viajan a destinos exóticos o con estándares de higiene cuestionables, y puede arruinar rápidamente unas vacaciones soñadas. Por lo que, estamos muy orgullosos de haber diseñado y fabricado esta ecobottle que utiliza tecnología de vanguardia para proporcionar agua potable en cualquier lugar del mundo. Nuestro objetivo es ofrecer a los viajeros una alternativa confiable al agua embotellada, reduciendo así la dependencia de plásticos de un solo uso y contribuyendo a la conservación del medio ambiente”, explica José Ramón Campos, CEO de Ozeanic.

Además de proporcionar una hidratación segura, también ayuda a prevenir la deshidratación, un riesgo común durante los viajes, especialmente en climas cálidos. Esta botella inteligente garantiza que los viajeros se mantengan frescos y bien hidratados en todo momento.

Tecnología española: sistema 100% biológico que evita la contaminación de 1000 botellas de agua al año

Es una herramienta muy útil cuando un grupo realiza una ruta de varias jornadas, de esta manera es posible eliminar la incertidumbre de la potabilidad del agua, ya que, gracias a la autonomía que presenta su batería permite realizar 25 ciclos de purificación, entre 20 y 25 litros. Se trata de un sistema 100% biológico, y con cada ecobottle se evita la contaminación de 1000 botellas de agua desechables al año. Viene con capacidades de 0,75 l y 0,60 l y tiene un peso de 360 gr.

Su utilización es muy cómoda y sencilla, el proceso es rápido (dura unos 3 minutos) y utiliza una tecnología por la cual transforma el oxígeno (O2) en ozono (O3). El ozono, que se mezcla con el agua durante el proceso de purificación, es un potente oxidante con un enorme poder de desinfección que elimina olor y sabor del agua, no deja residuos y no afecta al color ni a su PH.

La batería de polímero de litio se carga a través de un USB en una hora aproximadamente. La botella tiene un diseño más sencillo que otros sistemas purificadores y está fabricada en Tritán 100% reciclable. La portabilidad y resistencia también la convierten en un accesorio imprescindible para los entusiastas del senderismo y las rutas de varios días. Su diseño duradero y ergonómico permite llevarla fácilmente en una mochila o atada al cinturón, siempre lista para proporcionar agua potable en cada etapa del recorrido.

Desde su lanzamiento, la ecobottle de Ozeanic se vende en 4 países europeos, y está disponible en varios tamaños y colores, adaptándose a las necesidades y preferencias individuales de cada viajero. Con su fácil uso y mantenimiento, se convierte en una solución práctica y accesible para aquellos que buscan una alternativa saludable y sostenible al agua embotellada convencional.

Leer artículo original AQUI

UNA BOTELLA QUE PURIFICA EL AGUA SIN FILTROS

La EcoBottle de la marca valenciana Ozeanic, es una botella potabilizadora que funciona con un revolucionario sistema de potabilización con ozono. De esta manera, elimina el cloro del agua del grifo y lo que es aún más importante, desinfecta y elimina el 99,9% de virus y bacterias, en tan solo tres minutos y pulsando un botón que activa el proceso de potabilización. VER MAS

El pasado 23 de Noviembre, el proyecto OZEANIC ha ganado uno de los Premios Expansión 2021 como una de las Startups más innovadoras de España, dentro de la categoría Medio Ambiente y Energía, al haber creado una innovación tecnológica que contribuye a la conservación del ambiente. VER MAS

Amazon vende la botella perfecta para ir de senderismo con tus amigos. ¡Puedes probar el agua de un riachuelo si quieres

OZEANIC: la reina de las botellas potabilizadoras en Amazon

Este modelo de botella potabilizadora destaca sobre los demás, por lo menos en nuestra opinión, en el mercado online más grande del planeta. Tiene una capacidad de 750 mililitros, funciona con batería y pesa 360 gramos, por lo que es muy manejable y fácil de llevar a cualquier lado. Su sistema de funcionamiento, de tecnología muy avanzada, 

VER MAS..

La ‘startup’ alicantina Ozeanic ultima la fabricación de botellines que purifican instantáneamente el agua gracias al ozono.

Hay veces que uno no encuentra lo que busca porque, sencillamente, no existe. Y eso sí que resulta un hallazgo. Si hay más personas con esa misma necesidad y te ves capaz de cubrirla, puede que hayas dado con una gran idea de negocio. Así surgió, por ejemplo, Ozeanic, una ‘startup’ alicantina que fabrica botellas purificadoras de agua… a partir de un dolor de tripas para el que un padre quiso buscar una solución definitiva.

VER MAS

Un equipo de tres ingenieros y emprendedores de la Comunidad Valenciana, José Ramón Campos, Ricardo Palau e Iván Sánchez, se pusieron manos a la obra para desarrollar la botella portable que purifica el agua con Ozono, eliminando el 99,9% de microbios, bacterias y virus.

El invento fue patentado en España en 2018. Actualmente la botella portable se encuentra lista para su fabricación. Para saber un poco más sobre este proyecto, entrevistamos a José Ramón Campos CEO de Ozeanic.

VER MAS..

La startup alicantina Ozeanic ha patentado una cantimplora que, mediante ozono, limpia el agua y la hace apta para el consumo en cualquier lugar.
El futuro de las botellas podría haberse inventado en Ibi. El primer paso fue pasar de las clásicas y contaminantes recipientes de plástico a las cantimploras personales, pues la siguiente y agigantada zancada se habría gestado en la provincia de Alicante. LEER MAS.

Agua purificada a mano: el futuro de las botellas se ha inventado en Ibi.

La Startup alicantina Ozeanic ha patentado una cantimplora que, mediante ozono, limpia el agua y la hace apta para el consumo en cualquier lugar LEER MAS

¡Psstt...!

¿Quieres un 8% de descuento en tu primera compra?

0
CARRITO
  • No products in the cart.